javascript:void(0);

Cerramientos de terrazas

Cerramientos de terrazas
Entre las salidas de los inmuebles que mejor se adaptan a un cerramiento, están las terrazas... espacios que por lo general no pueden utilizarse en invierno u durante días lluviosos, fríos o demasiado calurosos.

Cerrar una terraza mediante un material con un adecuado coeficiente de conductividad térmica, beneficia a todo el inmueble, ya que la eficiencia energética se ve mejorada. Los cerramientos de terrazas pueden darse a través de diversos materiales, como es el caso de las estructuras dedicadas a galerías y otras salidas de los inmuebles.

Entre los productos utilizados para efectuar estos trabajos, está el cristal... un material que es especialmente resistente en su vertiente de cristal templado. Esta variedad del vidrio ofrece varias ventajas; además de su resistencia, su rotura no resulta perjudicial para las personas, deshaciéndose al romperse en pequeños trozos no filosos.

Los cerramientos en terrazas pueden darse a través de cortinas de cristal, uno de los sistemas más interesantes en cuanto a la utilización de este material. La principal característica de las cortinas de cristal es que no tienen perfiles. Se dispone por tanto de cerramientos con un aspecto ligero y elegante, pero sumamente resistente, pudiéndose optar por diferentes estructuras, entre ellas semicirculares.

El cerramiento de una terraza también puede efectuarse mediante aluminio o PVC, dos de los materiales más elegidos para estos y otros cerramientos. El PVC es un derivado del plástico que permite obtener resistencia y estabilidad, si bien con los años, el aspecto del PVC suele ser peor que el del aluminio. Este último material es más caro, y debe integrar rotura del puente térmico para que sus características de aislamiento sean las mejores. Por otro lado, el PVC permite un buen aislamiento contra el ruido. El aislamiento acústico es otro factor a tener en cuenta, un facto que hace que muchos usuarios se decidan por el PVC.

Safe Creative #1601110213855